Pequeños trucos de maquillaje de ojos

“La mirada es el reflejo del alma”. Nuestros ojos son un punto de conexión con otras personas, es por eso que hace falta saber cómo sacarles partido. Un maquillaje de ojos adecuado tanto de día como de noche, acorde con el ambiente, nos ayuda a vernos más guapas y elegantes.

Para empezar, es importante conocer algunos trucos de maquillaje de ojos. Podemos destacar que si lo que queremos es que nuestros ojos resalten, utilizaremos tonos claros; si lo que deseamos es darles profundidad, usaremos tonos más oscuros.

Hay que saber diferenciar entre el maquillaje de ojos de día y el de noche. Durante el día es más aconsejable usar tonos neutros, como por ejemplo marrón, gris, negro o incluso rosa. Por la noche, es más aconsejable buscar usar tonos que hundan nuestros ojos, tales como plateados, dorados o morados. El negro también es una muy buena elección.

El color de la piel también tiene influencia en el maquillaje que debemos usar. Si tenemos una tez oscura, los colores perfectos para usar son el negro, el violeta y el marrón, tonos oscuros para dar profundidad a la mirada. Si por el contrario tenemos una piel clara o blanca, tendríamos que fijarnos en tonos más suaves, como por ejemplo el rosa, el lila o el azul.

Como último dato, también hay que considerar nuestro color de ojos a la hora de maquillarlos. Para el maquillaje de ojos marrones, durante el día llevaremos tonos claros (amarillos y rosas), y por la noche, colores azulados o incluso marrones intensos. Si tenemos ojos azules debemos utilizar colores ocres y marrones durante el día, y rosas y violetas para la noche. Para los ojos verdes, lo mejor durante el día son cualquier color de la escala de grises, y tonos plateados y dorados para la noche.