Cavitación ultrasónica para bajar de peso

Muchos centros de estética han incorporado de entre sus servicios una novedad en cuanto a cavitación se trata. Estamos hablando de la cavitación ultrasónica. Dicho tratamiento mejora los resultados de lo popularmente conocido como cavitación, pero, ¿Quieres saber en qué consiste, qué beneficios tiene y cuál es su precio aproximado de la cavitación ultrasónica? Te lo indicamos a continuación.

En primer lugar, la cavitación ultrasónica es un tratamiento no invasivo que simula a la liposucción tradicional con la gran diferencia de que no existe cirugía en ningún momento. Dicho tratamiento facilita la pérdida de grasa y con ello, la eliminación de la celulitis. ¿Interesante, verdad?

Además, la cavitación ultrasónica se aplica sólo mediante ultrasonidos de gran potencia, lo que produce un calor intenso en nuestro interior, quemando así la grasa acumulada en ciertas parte de nuestro cuerpo. Por lo tanto, gracias a la cavitación ultrasónica el paciente quemará el tejido graso mediante la licuación del mismo, puesto que, la grasa se evacua de forma natural por la orina.

Beneficios de la cavitación ultrasónica

Gracias a lo que hemos comentado, con la cavitación ultrasónica el paciente notará, en muy pocas sesiones, una pérdida importante de volumen -y con ello, de tallas- puesto que la grasa corporal se habrá disminuido de una forma gradual.

Para conseguir mayores resultados, el número de sesiones de cavitación ultrasónica no podrá ser menor de 8, siendo lo recomendable un número de 12 sesiones de cavitación en total.

¿En qué zonas me puedo aplicar cavitación ultrasónica?

Por norma general, la cavitación ultrasónica se aplica en zonas como las piernas, abdomen, rodillas y brazos. Entre las contraindicaciones de la cavitación ultrasónica y riesfos está el hecho de ser un tratamiento desaconsejado para personas embarazadas.

¿Cuál es el precio de la cavitación ultrasónica?

Como con todo, el precio de la cavitación ultrasónica variará dependiendo del número de sesiones contratadas y del Centro Estético elegido. Lo aconsejable, en cualquier caso, es que te pongas en manos de personas especialistas, puesto que, al fin y al cabo es tu salud la que está en juego. No obstante, por norma general, el precio por sesión de cavitación ultrasónica suele estar entre 50 y 100 euros por sesión.