Diferencias entre depilación láser y fotodepilación

Hoy en día, son muchas las personas, tanto hombres como mujeres que desean que su depilación tenga un efecto duradero. Y es que, pasar todos los meses por los dolores y tirones derivados de la cera caliente, es cuanto menos, poco apetecible.

Por esta misma razón y debido a la evolución de las tecnologías en ese sentido, son muchos los Centros Estéticos de depilación que ofrecen un amplio abanico de posibilidades que se acercan cada vez más a la depilación definitiva. Estamos hablando, por supuesto, de la depilación láser y la fotodepilación.

Pero, ¿En qué consiste exactamente la depilación láser y la fotodepilación?

La fotodepilación es aquella depilación que se realiza mediante la denominada Luz Pulsada que se desplaza en todas las direcciones, mediante el control del equipo médico que te esté haciendo la depilación. Por esa misma razón, la fotodepilación es una depilación menos precisa y cuyos resultados tardan más en hacerse evidentes.

Por otro lado, la depilación láser es aquella depilación que se efectúa en línea recta y cuyo láser es absorvido con mayor precisión, protegiendo de esta forma el tejido de la piel al no tener que hacer varias pasadas para obtener los resultados.

¿Qué depilación es la más efectiva? ¿La depilación láser ó la fotodepilación?

Los resultados de la depilación láser y la fotodepilación dependerán, fundamentalmente del tipo de piel y de las características del vello a depilar. Por lo tanto, si tienes una piel sensible y un vello claro, la mejor alternativa es la depilación láser, ya que es más precisa con el resultado y admite un color de vello más claro. En cambio, si tienes un vello oscuro y denso, la fotodepilación puede ser la mejor opción.

¿Existe algún riesgo con la depilación láser o la fotodepilación?

Como efectos secundarios, ambos sistemas de depilación conllevan que nuestra piel esté más irritada de lo normal durante los días en los que están programadas las sesiones de depilación. Por contra, hay que tener en cuenta que la fotodepilación puede acarrerar quemaduras leves en la zona depilada, ya que, al ser un tratamiento más agresivo, no se puede evitar. Por esa misma razón es importante, que, a la hora de elegir el mejor tratamiento para ti, valores la tipología de tu piel y te pongas en manos de profesionales con experiencia.