Mascarillas caseras para la cara

Para aplicar mascarillas faciales lo primero que debe hacer es limpiar bien la cara de restos de maquillaje y impurezas, lo que sería una limpieza del cutis. Las mascarillas caseras para la cara que consisten en la limpieza del cutis profundamente son las más adecuadas para pieles jóvenes que tengan exceso de grasa en la cara.

La mascarillas caseras para la cara son fáciles de hacer. Lo único que necesita es un huevo y puede añadir si lo desea una cucharadita de miel.

– Separar la clara y la yema.
– Batir la clara de huevo.
– Aplicar la clara del huevo y dejar secar hasta que casi no pueda mover toda la cara y que no pueda hacer expresiones faciales.
– Enjuague con abundante agua.
– Aplicar la yema de huevo, dejar secar hasta que casi no pueda mover la cara y que no pueda hacer expresiones faciales.
– Enjuague con abundante agua.
– Aplicar un poco de crema hidratante.
– Pasar un cubito de hielo por la cara para cerrar completamente los poros.

Otra mascarillas casera para la cara que limpia la piel más profundamente y que se recomienda para las niñas que con espinillas y granos en la cara es una mezcla justa de medio pepino, y dos cucharadas de yogur natural. Cortar el pepino, mezclar con el yogur, aplicar y dejar actuar durante 20 minutos.