Cómo quitar el mal olor de las axilas

Son muchas las personas que asocian el olor de las axilas como falta de higiene. Sin embargo, esto no siempre es así, y, en la actualidad, puede suponer una circunstancia bastante desagradable, de cara a mantener relaciones sociales. Si tienes un olor corporal fuerte y deseas saber cómo quitar el mal olor de las axilas, a continuación te enumeramos una serie de trucos y consejos que seguro te resultarán de ayuda.

¿Cómo quitar el mal olor de las axilas?

Una sudoración excesiva favorece la acumulación de bacterias, que son las causantes del mal olor. Este mal olor afecta a la autoestima, así como circunstancias realmente incomodas en su entorno más inmediato.

Por lo tanto, la primera recomendación que podemos hacerte, y, también, la más evidente, es el buen lavado de las axilas durante el baño o la ducha, puesto que es importante eliminar en su totalidad, todos los jabones utilizados. También es muy importante el buen secado de la zona, ya que las zonas más húmedas son las que tienen peor olor.

Como remedio casero para quitar el mal olor de las axilas encontramos la aplicación de vinagre cada noche antes de acostarnos mediante un paño limpio. Puede ser que este remedio no sea efectivo desde la primera aplicación, pero sí que deberías de notar sus resultados a los pocos días.

Por otro lado, el bicarbonato es otro de los remedios más populares para quitar el mal olor de las axilas. Es importante que se efectúe su aplicación cuando las axilas estén bien secas. Deberás aplicarlo con un pequeño algodón sobre la zona, esparciéndolo bien para lograr un mayor resultado.

Si todos estos remedios no han tenido los resultados deseados, otro truco realmente eficiente es aquel en el que se mezcla en una infusión unas hojas de romero después del baño. También el aloe vera es una sustancia realmente beneficiosa para eliminar el mal olor de axilas.

Esperemos que todos estos consejos te hayan ayudado a quitar el mal olor de las axilas. No obstante, es muy importante que todos estos consejos los combines con una dieta equilibrada, baja en ajo, cebolla y especias, que son las que favorecen el mal olor de esta zona.