Cómo quitar el olor a sudor de la ropa

Si después de lavar tu ropa mucha de ella sigue con un olor a sudor residual, esto puede ser debido a distintas causas.

En primer lugar, es importante saber que, para quitar el olor a sudor de la ropa, no basta con un simple lavado en la lavadora. Es de vital importancia que, en la medida de lo posible, se tienda la ropa en un lugar seco y con una temperatura adecuada, poco después de que el ciclo de la lavadora haya finalizado. Si dejas la lavadora con la ropa dentro durante horas, se crearán bacterias que potenciarán el mal olor de la ropa y será difícil eliminarlo de una forma efectiva.

Por esa misma razón, no sirve con “enjuagar” la ropa de nuevo con suavizante si ha estado muchas horas dentro de la lavadora. Ni siquiera sirve con volverla a lavar de nuevo, sino que lo más efectivo es controlar la hora en la que nuestra lavadora va a finalizar el ciclo de lavado y, transcurridos unos minutos, tenderla.

Por otro lado, se deben utilizar detergentes y suavizantes de una mínima calidad, y debes evitar, en la medida de lo posible, los lavados a temperaturas frías. Una temperatura más alta en el ciclo de lavado ayuda a matar las bacterias que proporcionan el mal olor a la ropa, como puede ser el olor a sudor.

Además, es importante que nunca mezcles las toallas con la ropa de calle, puesto que el agua y el detergente, por norma general incide más en las telas más absorbentes, dejando así el resto de ropa con menos proporción de agua y de jabón.

Es importante también evitar los tejidos baratos y que no favorecen a la transpiración de la piel. Seguramente tengas una camiseta que, sólo con llevarla unos minutos, ya notas el olor a sudor. Esto es así por el propio tejido de la camiseta.

Por último, entre los trucos más famosos para quitar el olor a sudor de la ropa, si todo lo demás te ha fallado, es añadir un vasito de vinagre o de bicarbonato en cada lavado que efectúes, puesto que ayudará a neutralizar el olor a sudor.