Remedios caseros para la celulitis

La celulitis en un problema de la piel que puede afectar a cualquier persona, aunque las mujeres suelen ser las más afectadas. El desarrollo de las células de grasa y tejido conjuntivo de las células debajo de la piel aumenta su grosor y le da su aspecto bien conocido e irregular: la piel de naranja.

Estos depósitos de grasas en las mujeres se acumulan sobre todo en algunas partes del cuerpo como los muslos, las nalgas y las caderas. La celulitis no está necesariamente asociada a un problema de sobrepeso. De hecho, casi todas las mujeres (90%) tienen celulitis, y no todas tienen sobrepeso. La celulitis puede aparecer también en períodos de embarazo, menopausia y falta de ejercicios. Sin embargo, algunas mujeres tienen más dificultades que otras para eliminar la celulitis.

¿Cómo saber si tengo celulitis?

La celulitis se muestra mediante protuberancias en la piel, arrugas y la denominada piel de naranja. Se presenta mayormente en el abdomen, las caderas, las nalgas y los muslos. Con solo palpar o pellizcar suavemente la zona afectada se puede identificar fácilmente la zona afectada por la celulitis.

Remedios caseros para el tratamiento de la celulitis

Los masajes en las zonas afectadas por la celulitis favorecen la circulación, ayudan a eliminar las toxinas mediante el sistema venoso y con ello reducir la celulitis. Frote con aceite de coco la zona del cuerpo con celulitis al menos tres veces por semana. Mucho cuidado con los masajes anticelulíticos, un masaje para eliminar la celulitis mal hecho puede ser contraproducente.

El vinagre de sidra de manzana ayuda a reducir la apariencia de la celulitis. Mezclar 2 cucharadas de vinagre de sidra en un vaso de agua y tomar una vez al día por las mañanas.

Uno de los mejores remedios caseros es hacer ejercicios para el tratamientos de la celulitis, como caminar, trotar, nadar. Hacer ejercicio al menos 20 minutos al día tres veces por semana devuelve el equilibrio al cuerpo y evita la aparición de la celulitis.

Mantener una dieta balanceada baja en grasas es un remedio casero para la celulitis que debe convertirse en una forma de vida equilibrada. Como parte de la dieta evite el consumo excesivo de sal, que aumenta la retención de líquidos y promueve la celulitis.

No usar ropas apretadas o fajas elásticas que dificultan la circulación y favorece la aparición de la celulitis.

Uno de los consejos para la celulitis es tomar mucha agua, al menos ocho vasos de agua al día.

Causas de la celulitis

Las principales causas que provocan la celulitis son las hormonas, el estrógeno y la progesterona. El estrógeno promueve la formación de las células grasas en las nalgas, los muslos y los senos, mientras que la progesterona provoca el desarrollo de venas pequeñas, la retención de líquidos y el aumento de peso. La celulitis puede aparecer por problemas de circulación, mala nutrición, o simplemente hereditario.