Tratamiento acné hormonal. Remedios caseros para el acné juvenil

Los médicos reconocen ahora que el acné es una consecuencia del desequilibrio hormonal. Los estudios han demostrado que el acné hormonal está relacionado con fluctuaciones en los niveles de azúcar en sangre.

El organismo responde a oscilaciones de estos niveles mediante la liberación de hormonas como la insulina, IGF-1 y determinados andrógenos. Estas hormonas se liberan mayormente durante la pubertad y ayudan a explicar el por qué a casi todo el mundo le da la denominado acné juvenil.

Estas hormonas pueden causar acné hormonal. Por ejemplo la insulina y los andrógenos estimulan las glándulas de la piel a producir más sebo o grasa que bloquean los poros. Estas hormonas aumentan el volumen de células de la piel y provocan que las células de la piel crezcan y mueran más rápidamente. Lo que implica que haya más células de la piel muerta bloqueando la salida de las bacterias y de lugar a los granos frecuentes en la acné juvenil.

Por desgracia para un número creciente de personas no se ha conseguido aún un remedio para el acné. Tal vez debido a la genética algunas personas son más sensibles a las fluctuaciones de los andrógenos. El acné y otras enfermedades cutáneas han sido también asociadas con el estrés y las emociones negativas, lo que también explicaría la prevalencia del acné del adulto.

Para el tratamiento del acné el primer paso es la reducción de las cremas para pieles grasas. Cualquier crema que deja la piel grasa no es recomendable, ya que esto sólo aumentará el número de puntos negros y blancos que a su vez agravan el acné y los “Puntos negros”, término médico para espinillas y puntos negros en la piel.

El jabón desempeña un papel muy importante en la reducción del acné juvenil. Jabones con cremas hidratantes o perfumes deben evitarse por completo.

Evitar la exposición al sol en la medida de lo posible ayuda a reducir el acné juvenil y evitar las manchas, cicatrices o marcas en la piel. La mayor exposición a la luz del sol puede causar acné y aumentar la cantidad de grasa de la piel.

Un tratamiento casero simple para el acné que no requieren receta médica es el peróxido de benzoilo. El peróxido de benzoilo es antibacteriano, y ayuda a secar la oleosidad de la piel. Es importante señalar que existen varios tratamientos contra el acné y su curación, pero no todos son efectivos y pueden causar irritación. Por lo tanto, asegúrese de consultar a su médico o dermatólogo antes de utilizarlo para eliminar el acné en casa.

La terapia hormonal para el tratamiento del acné es muy subjetivo y varía de paciente a paciente. La idea principal detrás de esto es disminuir la testosterona libre y proteger a las glándulas sebáceas de la hormona.